lunes, 20 de febrero de 2017

Macarrones con espinacas y bacon

Os dejo aquí la copia de una receta que ha triunfado en casa, con la peque, al mismo tiempo que os recomiendo el blog de donde procede: http://blogexquisit.blogs.ar-revista.com/.
Las recetas son sanas, fáciles y super buenas. Además, os podéis descargar las recetas en pdf en incluso todo el recetario, para consultarlo siempre que queráis.
Hay un apartado de recetas para vegetarianos, intolerantes a la lactosa y celíacos.
Sonia, la creadora de este blog (una barcelonesa que vive en Holanda), encuentra las recetas por ahí y las adapta/modifica a su gusto, siempre mencionando el sitio de donde procede la receta original.
Por cierto, ¡también la podéis seguir por Facebook!
Iolanda
 
Pd. Yo personalmente las espinacas las salteé con el bacon y no le añadí tomate, por que no tenía.

Macarrones con espinacas y bacon


Macarrones con espinacas y bacon
Ingredientes (2 personas):
250 gs. Macarrones
100 grs. espinacas frescas
100 grs. bacon a tacos
6 tomates rojos
150 grs. nata para cocinar
1 dientes de ajo, cortado a láminas
20 grs. mantequilla

Preparación:
Hervir los macarrones según instrucciones del fabricante.
Escaldar los tomates 2 minutos en agua hirviendo. Pelar y quitar las pepitas. Trocear.
Freír unos momentos el ajo, incorporar el bacon y cocinar el conjunto hasta que esté dorado. Añadir el tomate y dejar cocer. Salpimentar.
Añadir la nata, remover y dejar reducir.
Mientras, cortar las espinacas en juliana. Incorporar los macarrones y las espinacas a la salsa, remover y servir en platos calientes.
Sugerencias: se puede servir con un poco de ralladura de limón por encima, le da un toque fresco

Parc Petits Pirates

El pasado sábado 17 visitamos el parque infantil PETITS PIRATES, de Mollet.
La edad es a partir de 2 años, pero si vuestro peque es más pequeño y vais acompañados de otros más mayores dejarán que vayan por ahí, correteando, sin que digan nada.
La entrada la pagan solo los ninos: son 3 euros la hora, después a un euros cada 17 minutos y, si os estáis toda la tarde o el día, son 6 euros.
La verdad es que vale la pena, porque los ninos disfrutan y gastán un montón de energía.

El recinto:


Piscina de bolas ninos 2-4 años
A la izquierda está el recinto para los mayores de 4 años (creo que hasta los 11), con una piscina de bolas y varios pisos con varios obstáculos. A la derecha, un inchable para todas las edades y, en la esquina, la piscina de bolas con un tobogan para los ninos entre 2-4 años.
Mi niña tiene poco más de 2 años y no podia subir al nivel para accedir al tobogan, así que se limitó a la piscina de bolas y al hinchable.

A la izquierda también podéis ver que hay una parte no enmoquetada; se trata de una pequeña zona con mesas para las fiestas y al lado hay un pequeño sitio con luces tipo discoteca, con luces y música.
Coincidimos que había una fiesta de cumpleaños y las animadoras del recinto, en el escenario, prepararon juegos y la entrega de los regalos.

Para los papis: hay un bar en el lado opuesto de la entrada, desde donde se divisa todo, pero esto sólo sirve para cuando tenéis los peques creciditos.

Lo malo: no se puede traer comida del exterior, excepto si son potitos o comidas especiales, y el bar sólo dispone de bebidas, patates fritas, etc. aunque si se pide, para los cumpleaños, preparan una especie de cena para los peques.
No la vi tampoco como una actividad para estar todo el día o toda la tarde... Con una hora o algo más lo vi suficiente, ya que hay poca cosa y los niños se cansan enseguida.

Ubicación: está al lado del Caprabo de Mollet, junto a la C-17, por lo que se puede encontrar y aparcar el coche fàcilmente.


PARC PETITS PIRATES
RONDA CAN FÀBREGAS, LOCAL 7
MOLLET DEL VALLÈS
Tel. 93.519.99.80
www.parcpetitspirates.com

Limitar los juguetes (II)

Después de la última entrada, sobre mi idea de limitar los juguetes y reducirlos a 5, deciros que de momento la idea va bastante bien.
Mi intención era ir hablando con ella, e ir negociando cuales le gustaban más, pero enseguida vi que no entendía lo que le pedía, no entendía el concepto de "escoge el que más te guste porque el resto lo guardo...", así que simplemente acabé cogiendo un poco de todo: el que más le gusta y otros cuatro variados. Con los muñecos hice lo mismo.
He visto que, además, me da un baño de realidad: compramos mucho, excesivamente, y además ellos no son conscientes del valor material, y a veces el muñeco que hemos comprado en el bazar les gusta más que el más caro que tiene luces y música.
Otra cosa que me he dado cuenta es que, observando lo que compramos, y fijándonos en cómo interactua el peque, podemos saber qué le gusta, si sabe interactuar bien o no con ellos, e incluso si el juguete está a su nivel o al revés, que nuestro peque no esté preparado para ese juguete.

Así que os aconsejo:
- Retirar todos los juguetes que ya no sean de su rango de edad (sí, lo sé, da lástima, nuestro niño/a está creciendo...)
- Mezclar juguetes educativos con no educativos.
- No os olvidéis de añadir muñecos/as y peluches. Para mi fomentan el lado tierno y cariñoso del niño/a.
- Añadid algunos libros.
- Recordad que LOS JUGUETES NO TIENEN SEXO.

Iolanda

jueves, 9 de febrero de 2017

Limitar los juguetes (I)

Desde hace mucho tiempo he ido escuchando que, cuantos más juguetes tiene un niño, peor.
Muchos pedagogos recomiendan limitar los juguetes a tres, e irlos rotando, pero creo que es muy poca cantidad y no llegaríamos ni al año nuevo, rotándolos...
Así que a mi se me ha ocurrido negociarlo con mi niña: coger un máximo de 5 juguetes y 5 muñecos (por que también tiene montones) en un cajon de lona que tenemos de IKEA, e irlos rotando cada cierto tiempo, dejando que decida ella cuales quiere cambiar y cuales no....
Es una forma de que ella se gestione y aprenda a tomar decisiones.
Hasta ahora teníamos los juguetes en el comedor, un poco escondidos en cajones de lona, pero he visto que, si no los ve entre tanto juguete, no sabe que están allí.
Además, cada vez estoy atesorando más el tiempo que me quita estar recogiendo y limpiando todo lo que va dejando por ahi, más las peleas para que lo recoja, para que no se rompa o se ensucie.... y estoy valorando más un ambiente más liso, recogido y diáfano (mi cabeza nunca descansa viendo lo que hay que hacer). Y eso en todos los aspectos de mi vida.
Sólo tengo que ver el tiempo que pierdo recogiendo, limpiando, ordenando... (y eso después de llegar de trabajar), para ver que lo pierdo en la famosa calidad de vida y de estar sin estreses con mi niña.
¡Para que después la peque se divierta más tirando las pinzas de la ropa que con la última muñeca de Disney!
Así que voy a intentar simplificar.
Ya os contaré cómo ha ido la cosa este finde pero... ¿qué opináis?

El blog se reinventa!

Hace muuuuuucho que no publico, pero es que esto de tener un peque en casa es agotador, y más cuando es un bebé y depende de todo, de TODO, de ti.
Así que ahora que mi niña se me ha hecho mayor (2 años, mayor ya!) y me deja más tiempo, he pensado que no estaria mal reinventar el blog, y adaptarlo a lo que ahora estoy viviendo.
Así que he pensado en dejar aquí algunas cosas que, como madre primeriza, me están sirviendo con mi hija.
No es, ni pretende ser una guia, ni mucho menos me considero una "gurú" de ningún tipo pero, no se si os habrá pasado a vosotros/as, la maternidad/paternidad no viene con una guia bajo el brazo ni con un libro de instrucciones.
Así que os dejo, en este blog, algunas cosas que a mi me han ayudado o que pueden ser interesantes. Toda aportación será bienvenida, por supuesto, e intentaré que este blog abarque un amplio abanico de posibilidades: actividades, recetas, tiendas, webs, etc. etc.
Espero que a partir de ahora el nuevo giro del blog de MERENDOLERAS, os pueda servir de ayuda!
Un saludo,
Iolanda

lunes, 27 de abril de 2015

Cakepops de zanahoria, nueces y dos chocolates


Esta será mi próxima entrada.... ¿os apetece?

Fáciles, resultones y muy sabrosos, estos cakepops han sido todo un éxito.

De momento... ¡ id preparando un Bundcake de zanahoria, nueces y chocolate, pues lo necesitaréis !

(Lo encontraréis en la sección recetas)

viernes, 24 de abril de 2015

Bundtcake de chocolate y buttermilk

Hoy os traigo una nueva receta de buntd... y es que les he cogido cariño, qué queréis que os diga. Si os salen bien, quedan preciosos.

Para ello he vuelta a acudir al recién descubierto blog de <<I love Bundt Cakes>>.

Como tenía buttermilk que compré en Lidl (por fin, con lo que cuesta que lo traigan!) y sabéis que me encanta el chocolate, recordé que tenían una receta de chocolate y buttermilk con un aspecto increíble y no dudé.

Así que aquí tenéis una receta que sí, que es increíble, y no sólo de aspecto, de bundtcake de chocolate.



BUNDTCAKE DE CHOCOLATE Y BUTTERMILK

Receta para 12 personas aprox.
Tiempo: 20 min. de preparación  + 50 min. aprox. de horneado
Dificultad: Fácil.


Ingredientes:

- 280 grs de harina
- 113 grs de mantequilla
- 450 grs de azúcar
- 4 huevos L
- 237 ml buttermilk
- 120 ml de aceite de girasol
- 60 grs de cacao puro en polvo Valor
- 2 tsp pasta de vainilla (10 gr.)
- 1 tsp levadura (5 gr.)
- 1/2 tsp bicarbonato (2,5 gr.)
- 1/2 tsp sal (2,5 gr.)


Consejos antes de la elaboración:

- Ten todos los ingredientes a temperatura ambiente un rato antes de empezar, para que los huevos o la mantequilla no estén fríos recién salidos de la nevera.

- Los ingredientes secos están tomados en medida inglesa: TSP (Tea Spoon). Yo os he puesto el equivalente al lado en gramos, pero en el blog de I Love Bundt Cakes también tienen una tabla de equivalencias. Lo ideal es tener unas cucharillas medidoras, de venta en todas las tiendas especializadas de cocina, o incluso en los bazares, por un precio muy módico y así no hay que pesarlo.

- De la pasta de vainilla, yo he utilizado la marca Home Chef.

Elaboración:

1) Precalienta el horno a 160 ºC. En la receta original pone 180, pero el termómetro de horno que uso me marcaba 160. Lo dejé así y la receta salió igualmente perfecta, con el bizcocho muy nivelado.

2) En un bol, tamiza juntos todos los elementos secos: la harina, la levadura, el bicarbonato, el cacao y la sal. Yo utilizado el Cacao Valor, el que encontráis en todos los supermercados, pero he encontrado el resultado porterior muy decepcionante, así que provaré otras marcas con un sabor a chocolate más intenso. Reservamos.

3) Batimos la mantequilla junto con el azúcar.

4) Añadimos los huevos uno a uno, batiendo para que se incorporen bien.

5) Añadimos un poco de buttermilk y un poco de la mezcla de los ingredientes secos, y así sucesivamente. Acabaremos siempre con el ingrediente seco y mezclando todo bien (si usáis una máquina mezcladora aseguraos que no os quede nada pegado al "culo").

6) Vertemos la masa en un molde de bundt (que habremos engrasado primero).

Normalmente en el blog dicen que dejemos moverse la masa libremente, vertiéndola por un lado y dejando que ésta se cuele por todos los rincones del molde, pero esta masa es bastante "pesada", y no os dejará: verted pues la masa por un lado y luego mover el molde en círculos, como si fuera un volante del coche, suave, para que la misma masa se cuele por los rinconcitos.

Horneado: 160ºC, con calor arriba y abajo, sin aire y en la rejilla central.


7) Hornear unos 50-60 minutos a 160ºC (si queréis, probadlo como en el blog, a 180ºC, pero a mi me fue bien así), hasta que al pinchar con un palillo de brocheta salga limpio. Os recomiendo que lo comprobéis por varios sitios, ya que a veces, según dónde distribuya el calor vuestro horno, os puede dar la sorpresa de haber dejado algún rincón crudo... o demasiado hecho...

8) Sacar del horno y, aún con el molde, dejar enfriar encima de una rejilla unos 10-15 minutos. Veréis que el bizcocho se separa muy bien del molde.

Yo he utilizado un molde de Bundtcake de la marca Nordic Ware (una de las mejores marcas que hay actualmente de este tipo de moldes), concretamente el modelo Heritage, que es el mismo que utilizan en el blog para esta receta. ¡Me encanta!

Invertid el bundt pasados esos 10-15 minutos sobre la superfície definitiva y dejar enfriar totalmente.

¿Podéis ver la miga, en la foto? Super esponjoso y espectacular de sabor, muy suave.

 
Yo lo he decorado con un poco de azúcar glas, que iba muy bien en contraste con el color oscuro del bizcocho, pero mi idea original era hacer un glaseado de algún tipo... pero no me dió tiempo. ¡Os prometo ponerlo la próxima vez porque... os lo imaginais con una ganaché de chocolate, calentita, goteando por todos lados??!! YO SÍII.


Iolanda Carrión